Senderismo en Madrid: recorrer la naturaleza de la capital

Tomarse las uvas en la Puerta del Sol está muy bien, pero quien visita Madrid solo en Nochevieja no puede decir que conozca la ciudad. Del mismo modo, quien solo se queda en la capital dista mucho de conocer la provincia. Para entender un territorio hay que patearlo. Estás de suerte, porque existen muchas rutas de senderismo en Madrid que recorren los lugares más interesantes de su geografía.

La naturaleza en Madrid es rica y variada. Allí se encuentra el Parque Nacional de Guadarrama, uno de los 15 parques nacionales de España. Además, hay multitud de parques regionales, reservas y otros parajes dignos de dedicarles una jornada de paseo. Olvídate de pensar que Madrid es solo luces y asfalto; incluso cerca de la ciudad hay lugares increíbles para disfrutar de actividades en la naturaleza.

Así que agarra tú mochila, prepara el bocadillo de calamares y lánzate a descubrir pateando los 5 lugares que te proponemos para hacer senderismo en Madrid.

El Puerto de la Fuenfría

Uno de los lugares que más posibilidades ofrece para practicar senderismo en Madrid es la Sierra de Guadarrama. Con más de 80 kilómetros de longitud, esta sierra alberga cantidad de senderos que, hoy en día, conforman una amplia red de rutas de senderismo.

Entre todos ellos, los caminos que cruzan el Puerto de la Fuenfría son de los más llamativos porque, además, están llenos de historia. Este paso de montaña fue creado por los antiguos romanos para comunicar las dos vertientes de la sierra. Hoy en día, une las provincias de Madrid y Segovia.

Así que, si además de la naturaleza te gusta la historia, lo disfrutarás. El puerto cruza la antigua calzada romana, la llamada Carretera de la Republica, y cruza con otros senderos que llevan a la cima de montañas cercanas.

Haciendo senderismo por el Puerto de la Fuenfría disfrutarás de la apacible naturaleza de Guadarrama, caminando entre pinares y bosques ancestrales.

La Cascada del Purgatorio

La ruta de la Cascada del Purgatorio es una de las más sencillas para realizar en compañía de toda la familia. Se trata de una ruta corta (unos 12 kilómetros entre ir y volver) y con poco desnivel, por lo que es asequible incluso para ir con niños. Además, ofrece alicientes para todos los gustos: bonita naturaleza, zonas de baño e historia, ya que el inicio se encuentra justo frente al Monasterio del Paular.

El camino está muy bien señalizado, por lo que no tiene pérdida. Discurre en paralelo al Arroyo del Aguilón y pasa junto al área de recreo de Las Presillas, y entre bosques de pinares donde, antaño, habitaban los lobos.

Hoy en día no tienes que preocuparte por ello, pero seguro que toda la familia alucinará escuchando las historias de la mano de los guías locales que acompañan esta ruta a la Cascada del Purgatorio.

Al final, una plataforma de madera te da la bienvenida con una panorámica impresionante de la cascada y la posibilidad de darte un baño en las claras (aunque frías) aguas de su poza.

El bosque de la Herrería

El entorno de San Lorenzo del Escorial también guarda numerosas y atractivas rutas para los senderistas. La que lleva desde la Ermita de la Virgen de Gracia hasta Zarzalejo, pasando por el bosque de las Herrerías, es corta y con desnivel moderado. Por ello, al igual que en la Cascada del Purgatorio, puede hacerse con la familia.

Lo más impresionante de esta zona de senderismo en Madrid son las vistas. A lo largo del recorrido, ganando altura poco a poco, pasarás por diversos miradores naturales que te dejarán sin aliento. Uno de los más conocidos es La Silla de Felipe II. Desde allí, dice la leyenda, el monarca se sentaba a vigilar como iban las obras del monasterio. Además, tendrás vistas del monte Abantos, los Siete picos y las estribaciones de Gredos.

La ruta de senderismo entre El Escorial y Zarzalejo termina en las cercanías de las lagunas de Castrejón, donde, con suerte, quizá consigas avistar algún ave migratoria.

Las Crestas de Abantos

También cerca del Monasterio del Escorial, el entorno del monte Abantos ofrece rutas de diferentes niveles y altitudes.

Las más sencillas te llevarán por curiosos parajes en busca de tesoros escondidos en la naturaleza, como pozos de nieve, o de restos arqueológicos del siglo XVI. Aun con bajo desnivel, podrás disfrutar de bonitas vistas sobre el monasterio.

Si, por el contrario, prefieres algo un poco más cañero, puedes apuntarte a una ruta de senderismo extremo por las Crestas de Abantos, en las que pondrás a prueba tus habilidades físicas y mentales.

En este tipo de aventura, tendrás que utilizar todo tu cuerpo para avanzar a través de las rocas y alcanzar el monte Abantos. No te lo pierdes si eres de los que piensa que el senderismo es una actividad demasiado suave. Puede que cambies de opinión.

El Valle del Lozoya

Abandonamos por un momento la Sierra de Guadarrama para dirigirnos a la Sierra Norte de Madrid. Allí, a 75 kilómetros de la capital, enclavado en un hermoso entorno natural de pinares, encinas y sotobosque, se encuentra el Valle del Lozoya.

Hay muchos senderos para recorrer este valle, la mayoría bastante accesibles. Podrás conocer los embalses de Riosequillo y de Puentes Viejas, descubrir ermitas ocultas entre bosques centenarios o buscar al anochecer a la Graellsia, una mariposa única en el mundo.

Para tener una primera toma de contacto con el valle, puedes realizar una sencilla ruta de senderismo de 10 kilómetros que combina naturaleza e historia en Buitrago del Lozoya. Caminarás en paralelo al cauce del río Lozoya, disfrutando de una naturaleza apacible y del frescor de las aguas provenientes del deshielo.

Cuando Roma era el centro del mundo, se decía que todos los caminos llegaban a ella. Madrid es el centro de España y, como no podía ser de otro modo, no está exenta de caminos que la recorran. Una taza de café en la Plaza Mayor sabe mejor si te la has ganado después de una buena ruta de senderismo en Guadarrama.




Hay 1 comentario

Añadir