Trekking en Nepal: 5 rutas para desconectar de la vida terrenal

Pocos lugares en la Tierra ofrecen tantas posibilidades para el excursionista de montaña como Nepal. Puerta de entrada al Himalaya, hacer trekking en Nepal es una experiencia fascinante para desconectar de los problemas terrenales a la par que descubres algunas de las cimas más altas del mundo.

Con siete “ochomiles” (incluyendo el icónico Everest), en Nepal quien no encuentra su camino es porque no quiere. Los escarpados senderos que llevan al Masnalu o al Annapurna no son para todos, es cierto; pero tampoco exclusivos de expertos montañistas. La preparación previa, una buena aclimatación y muchas ganas serán claves para alcanzar la meta.

Eso sí, antes de llegar, hay un par de cuestiones que debes tener en cuenta. La primera: para hacer trekking en Nepal es obligatorio contar con el TIMS, un permiso que puede obtenerse en la oficina de la Asociación de Agencias de Trekking de Nepal, en Katmandú.

La segunda es contratar un buen seguro de viaje. No obstante, si realizas tu trekking con alguna empresa o guía local, como los que te aconsejamos en Nattule, no tendrás que preocuparte por nada de esto, ya que ellos se encargan de todo.

Por último hay que elegir la temporada. Olvídate de viajar entre junio y septiembre. A los monzones les va a dar igual que aquí sean tus vacaciones de verano. La mejor temporada es entre abril y noviembre; y, si apuramos, en los dos últimos meses.

¿Has tomado nota de todo? Entonces solo te falta elegir el trekking perfecto y cargar tu mochila. Bienvenido a la cima del mundo.

Trekking del Alto Mustang

Este es uno de los trekkings menos conocidos y más prometedores del Himalaya. El territorio del Alto Mustang estuvo cerrado a los turistas hasta 1992, por lo que se trata de un lugar inexplorado donde la aventura será máxima.

El recorrido se inicia en Jomsom, en el Parque Nacional de los Annapurnas, por lo que, además del mencionado TIMS, requerirás de un permiso de entrada al Parque Nacional (ACAP). Además, este es uno de los trekkings que solo pueden hacerse acompañados de un guía. Tardarás entre 10 y 20 días en completar la travesía (dependiendo del ritmo y de las paradas realizadas) y alcanzarás una altitud de 4.230 msnm.

La excursión te llevará por algunos de los lugares más auténticos del Himalaya. Si además acompañas el trekking por el Alto Mustang con el festival de Tiji, la aventura te saldrá redonda.

Trekking al Campamento Base del Annapurna

En la misma región, uno de los trekkings más demandados es el que lleva al Campamento Base del Annapurna, a los pies de la montaña del mismo nombre. Al igual que con el trekking al Alto Mustang necesitarás de los permisos TIMS y ACAP para realizarlo.

Este trekking ofrece un recorrido precioso a lo largo del cauce del río Modi. Puede realizarse partiendo desde Phedi o desde Naya Pul, ascendiendo entre bosques húmedos y terrazas de arroz. Con un desnivel máximo de 4.130 msnm, tardarás unos 9 o 10 días en hacer el recorrido de ida y vuelta al Campamento Base del Annapurna.

Aunque, en este caso, no es obligatorio, es más que recomendable contar con la compañía de un guía. Este te ayudará en tu recorrido para que puedas disfrutar aún más de los maravillosos bosques de bambú o de las aguas termales de Jhinu Danda, dos de los puntos fuertes del trekking al campamento base del Annapurna.

Circuito completo del Annapurna

Si los dos anteriores se te quedan pequeños, siempre puedes consagrar 12 o 15 días de tu estancia en Nepal a realizar el recorrido completo del circuito del Annapurna.

Con 250 kilómetros de longitud y una altura máxima de 5.420 msnm, este trekking es uno de los más clásicos y espectaculares del Himalaya. Aunque no es necesario ser un montañero experimentado, desde luego conviene contar con una buena forma física y una preparación adecuada, ya que tiene etapas duras de alta montaña.

El circuito se inicia de nuevo en Naya Pul o en Besisahar. Atravesarás bosques, pequeñas aldeas tibetanas, multitud de templos y el mítico paso de Thorong La, a más de 5.400 metros. De nuevo, son necesarios los permisos TIMS y ACAP.

Trekking en el Valle de Langtang

La región del Annapurna es la más popular, pero no la única. Una zona menos frecuentada para hacer trekking en Nepal, pero igualmente bonita, es el Valle de Lantang. No tiene picos tan elevados como la anterior, pero sus impresionantes paisajes y los más de 100 lagos que contiene, la convierten en una opción ideal para quien busca alejarse del bullicio.

Otra ventaja de esta zona es que la dificultad de sus rutas suele ser menor que en el Annapurna. Podrás encontrar desde excursiones de tres días a travesías de tres semanas. Pero no te confíes, esto no es un paseo. Llegarás a alturas máximas de 4.700 msnm, por lo que una buena forma física sigue siendo fundamental.

Un bonito recorrido es el que atraviesa las laderas bajas desde los lagos de Goisakunda hasta Helambu (unas dos semanas de marcha). Con todo, el trekking más habitual es cruzar el Valle de Langtang pasando por los pueblos de Langtang y Kyangin Gompa.

El trekking de Langtang en Nepal te llevará unos siete u ocho días de marcha y necesitaras del permiso TIMS para realizarlo.

Trekking al Campamento Base del Everest

Cierra los ojos. Imagina que estás en el Himalaya. ¿Qué montaña estás viendo? Exacto, no puedes pensar en los Himalayas sin pensar en el Everest. Del mismo modo, no se puede hablar de trekking en Nepal sin mencionar este trekking.

La montaña más alta del planeta, con 8.848 metros, es el mayor atractivo de Nepal. Durante años, han sido muchos los aventureros consagrados a conquistar la cima del mundo, no todos con éxito. La cima es casi inexpugnable; no así el campamento base. Llegar hasta él es una aventura igual de emocionante, aunque menos peligrosa.

Existen varias versiones para realizar esta ruta. La más corta te dejará en el campamento base en unos seis días. Se parte de la ciudad de Lukla y se alcanza un desnivel de 2.400 metros. La versión larga supone 21 días de recorrido atravesando tres de los pasos más temibles del lugar (Kongma La, Cho La y Renjo La) en el que es probablemente uno de los trekkings más duros del Himalaya.

Nos quedamos con la corta, una ruta al Campamento Base del Everest que se convertirá seguro en el trekking de tu vida.

Nepal es el sueño del caminante, porque aquí no se deambula solo con las piernas. Mientras recorres las montañas del Himalaya sentirás que también tu alma se evade, realizando su propio paseo espiritual entre templos y estupas, santuarios y mantras.

Categorías



Hay 1 comentario

Añadir