Aventura en San Gil: deportes extremos en Colombia

Bea Palop
Bea Palop
deportes extremos en Colombia

Toda Sudamérica es naturaleza, exotismo y aventura. Pero si buscas un lugar que haga realmente que la adrenalina te corra por las venas, lo encontrarás en San Gil, epicentro de los deportes extremos en Colombia.

Municipio del departamento de Santander y situado a 5 horas de Bogotá, es un imán para los amantes de las actividades de aventura a este lado del Atlántico. Su clima benévolo y su majestuosa naturaleza repleta de ríos, cascadas, cuevas y montañas lo hacen idóneo para ello.

Allí, los turistas se licencian en deportes extremos y las ofertas de rafting, barranquismo, espeleología, rápel y parapente se suceden a lo largo de sus 150 kilómetros cuadrados.

deportes extremos en Colombia

Nattule te invita a descubrirlo con seis actividades solo aptas para intrépidos:

1. Rafting e hidrospeed en el río Fonce

El rafting fue la apuesta fuerte del municipio cuando en los años 90 empezaron a ponerse de moda los deportes extremos en Colombia. Los habitantes de San Gil se convirtieron así en pioneros al ofrecer este tipo de actividades.

deportes extremos en ColombiaLuchando contra las aguas bravas

Las opciones para practicar rafting en Colombia son variadas, pero la mayoría de quienes lo hacen coinciden en el río Fonce, la arteria principal de San Gil. El río atraviesa el Parque Natural El Gallineral, un santuario natural en medio del municipio, y cuenta con rápidos de diferentes categorías además de con impresionantes vistas.

El descenso suele iniciarse en La Arenera y finaliza 10 kilómetros río abajo, en pleno Parque Natural El Gallineral. Descenderás entre la majestuosa vegetación que rodea al río, en la que destacan algunos ejemplares de ceibo con más de 300 años. Con suerte, podrás ver también alguna iguana, pues suelen acercarse a las orillas.

deportes extremos en ColombiaRío Fonce

Además del rafting, otro de los deportes extremos en Colombia cada vez más demandados es el hidrospeed. Y las aguas del río Fonce son perfectas para practicarlo. Consiste en bajar los rápidos con una tabla flotante en la que se apoya el cuerpo, lo que te deja a merced de las caudalosas aguas. Por esta razón, tienes que demostrar aún más agilidad para evitar las rocas que en el rafting.

Si eres un experto en estos deportes y quieres probar algo más extremo, puedes atreverte con las aguas del río Suárez, el más bravo de Colombia.

Por el contrario, si no tienes mucha experiencia en estos deportes pero te encantaría empezar, iniciate con esta actividad de hidrospeed con el río Genil antes de intentarlo con los ríos colombianos.

deportes extremos en ColombiaDiversión asegurada en el hidrospeed

2. Rápel en la cascada de Juan Curí

Colombia está llena de curiosas formaciones rocosas que la convierten en un destino idóneo para la práctica del rápel, una trepidante actividad en la debes descender por barrancos ayudado por cuerdas y equipos de escalada.

En ocasiones el descenso se realiza por cascadas de gran altura, lo que añade más emoción a la aventura. Esta modalidad es conocida, dentro de los deportes extremos en Colombia, como torrentismo.

deportes extremos en Colombia“Torrentismo” o descenso de cascadas

Uno de los mejores lugares para practicar el rápel en Colombia es la cascada de Juan Curí. Situada en el Parque Ecológico Cascadas de Juan Curí, este salto de agua es considerado el más alto y difícil del país con sus 200 metros de altura. Tras superarlo caerás a un pozo natural de unos 2 metros de profundidad. Todo un reto para desafiarte.

Puedes completar tu visita a la cascada con una cabalgada a lomos de un caballo o con una ruta de senderismo para disfrutar de los paisajes que te rodean.

deportes extremos en ColombiaRápel en la cascada de Juan Curí © Arianwen

¿Quieres introducirte en el mundo del rápel? Esta actividad de rápel en Cantabria es lo que estabas esperando.

3. Espeleología en las cuevas del Indio y de la Vaca

Emocionante y curiosa, la espeleología es una actividad cada vez más demandada por los aventureros que buscan deportes extremos en Colombia. Es recomendable realizarla siempre con un guía experto, pues las cuevas entrañan peligros que a veces, por la inexperiencia, se pasan por alto.

En Santander hay varias cuevas interesantes. Algunas de ellas son:

Cueva del Indio

Se encuentra en el municipio de Páramo, al norte del país, a unos 12 kilómetros de San Gil. A esta cueva se accede bajando por una polea de 70 metros de largo y se sale nadando.

deportes extremos en ColombiaCueva del Indio © Marcela Flórez

Deberás atravesar tres grandes salas conectadas por estrechos conductos y pasar por pequeños y profundos charcos. Durante el recorrido notarás la presencia de los murciélagos que viven en las paredes y oquedades. El singular ruido de sus aleteos ayuda a adentrarte en el ambiente mágico de la cueva.

Para salir debes armarte de valor, ya que hay que lanzarse al vacío a un pozo natural desde unos 5 metros de altura. Sin duda, una experiencia difícil de olvidar.

Cueva de la Vaca

A unos 10  minutos de San Gil, se encuentra la cueva de la Vaca, catalogada como la más extrema de Santander.

Se accede a ella a través del agua y a lo largo del recorrido habrá que caminar, arrastrarse, gatear y nadar entre la gran variedad de formaciones calcáreas. Es una de las grutas más interesantes para los amantes de la espeleología, aunque deja igualmente boquiabierto al principiante.

deportes extremos en ColombiaCueva de la Vaca

La duración del recorrido puede variar entre las 2, 4 o 10 horas, dependiendo de la agilidad de la persona y de la experiencia que se tenga.

En España también tenemos cuevas maravillosas, como las que se encuentran en la montaña leonesa. Descúbrelas con esta actividad de espeleología en Vegacervera.

4. Puenting sobre el río Fonce

El culmen de los deportes extremos en Colombia es sin lugar a dudas el puenting. Para muchos una locura; es, sin embargo, una de las mejores actividades para desafiar al vértigo, saltando al vacío con solo una cuerda atada a tus pies.

A tan solo 2 kilómetros de San Gil, pasando por la vía de Charalá, cerca de la Universidad Unisangil, se encuentra una superestructura que se construyó exclusivamente para la práctica del puenting.

Con una altura de 70 metros sobre la mitad del río Fonce, se alza este enorme podio para que antes del perfecto salto puedas admirar el maravilloso paisaje natural que te rodea.

deportes extremos en ColombiaSalto sobre el río Fonce © Laura Vorique

Preparate para un subidón de adrenalina con esta actividad de puenting en la Sierra de Alcaraz (Albacete). Tiene la mitad de altura, pero así te sirve para prepararte para el río Fonce.

5. Tirolina en el Parque Nacional del Chicamocha

En el Parque Nacional del Chicamocha, a una hora al norte desde San Gil, puedes descargar adrenalina lanzándote por una de las 3 tirolinas que allí se encuentran.

La más larga, de 450 metros, cruza de lado a lado el cañón de Chicamocha: una impresionante garganta con una profundidad de casi 2 kilómetros, más profunda que el cañón del Colorado.

Además de la velocidad, el gran atractivo que aporta la tirolina es la forma tan impactante de apreciar las vistas. Querrás montarte una y otra vez para grabar en tu retina las preciosas panorámicas de este enclave atravesado por el río. Los adjetivos que más se escuchan sobre este lugar después de visitarlo son: imponente, majestuoso y fascinante.

deportes extremos en ColombiaTirolina en el cañón de Chicamocha

En la tirolina, situada a más de 1.400 metros sobre el nivel del mar, las temperaturas pueden llegar a ser caprichosas, pues varían entre los 11℃ y los 32℃ en función de si es de día o de noche. Conviene tenerlo en cuenta y no está de más llevar una prenda de abrigo extra en la mochila.

Para completar la visita al Parque Nacional puedes visitar el curioso monumento de la Santandereanidad, en el que numerosas figuras de bronce rememoran una marcha de comuneros en el siglo XVIII.

deportes extremos en ColombiaParque Nacional del Chicamocha

Para completar la visita al Parque Nacional puedes visitar el curioso monumento de la Santandereanidad, en el que numerosas figuras de bronce rememoran una marcha de comuneros en el siglo XVIII.

No es tan impresionante, pero las vistas son históricas. Con esta actividad de tirolina urbana en Toledo conocerás el casco antiguo de esta increíble ciudad desde una perspectiva única.

6. Parapente en el cañón del Chicamocha y Curití

El parapente es la opción ideal para admirar el paisaje de Santander. No hay mejor forma de disfrutar de la naturaleza de este municipio que por el aire, desde donde contemplar la inmensidad y el espectacular colorido de la zona.

Hay dos lugares donde se realiza principalmente:

Cañon del Chicamocha

Si la velocidad de la tirolina no te ha dejado admirar con calma este cañón, tienes una segunda oportunidad para hacerlo.

El parapente en Colombia debería ser una actividad obligada para conocer y apreciar este increíble paraje montañoso desde las alturas.

Mientras sobrevuelas el cañón puedes sentir la emoción de alzar el vuelo en plena naturaleza. Una experiencia que dura unos 30 minutos; tiempo suficiente para retener en tu memoria ese momento en el que solo estáis el aire, la naturaleza y tú.

deportes extremos en ColombiaAlzando el vuelo © Arianwen

Curití

Si nunca has practicado este deporte, este lugar es el mejor para romper el miedo a las alturas. La belleza paisajística de Curití, unida a las fuertes corrientes de aire, hacen de este enclave un lugar perfecto.

Surcar las alturas a más de 1.000 metros, ayudado por los fuertes vientos, te mantendrá en el cielo durante más tiempo. Disfruta de la escenografía bajo tus pies y deja que la experiencia te envuelva por completo.

deportes extremos en ColombiaSobrevolando Curití © Arianwen

Si lo tuyo es mirar desde arriba, no te pierdas esta actividad de parapente en la Sierra de Segura (Jaén). Te esperan imágenes espectaculares del mayor espacio protegido de España.

[hr type=»line»]

No hay que preguntar a Tom Brady, quarterback de los Patriots, si hay más épica en el esguince que en el reuma para saber la respuesta. Entre descender por un río bravo y darse un baño caliente no hay color. Para conocer la diferencia entre la taquicardia y la calma tienes que venir a San Gil. Un consejo: déjate los ojos en casa. Esta zona de Colombia no está hecha para que la mires, sino para que la vivas.

[hr type=»line»]

10 comentarios

    1. ¡Gracias Francisco! Es un placer que nos sigas. Colombia es un país precioso y con muchos atractivos que queremos plasmar pronto en más artículos. Espero que puedas visitarla pronto y que nos cuentes tu experiencia.

    1. ¡Muchas gracias Chacho! Y a mi me encanta encontrar comentarios como los tuyos. Espero que los siguientes artículos sigan siendo de tu gusto. ¡Se aceptan sugerencias!

      Un saludo

    1. ¡Me alegro que te guste Fátima! Desde luego Colombia tiene mucho que ofrecer. Ojalá puedas visitarla pronto y te animes a practicar alguno de estos deportes.

      Un saludo

  1. Soy de Colombia y es increíble que hayáis publicado un artículo de mi país. Me ha emocionado verlo aunque no soy de las que practican deportes extremos. Así muchas personas conocerán lo hermoso que es y pues verán todo lo maravilloso que tenemos.

    1. ¡Oh, gracias Marianela! Aprecio mucho que siendo de Colombia te haya gustado, incluso si no haces deporte extremo. Espero que sigas leyéndonos, pues pronto queremos volver a escribir de tu país.

      Un saludo

  2. Cordial Saludo,

    Quisiera notificarles que la foto de la cueva de la vaca pertenece a SantanderEncata.com

    Amablemente les solicitamos atribuir los créditos mediante un enlace dofollow a nuestro portal.

    Sabemos que no existe mala intensión. Podemos aprovechar esta oportunidad para empezar a cooperar.

    Muchas Gracias

    Javier Marín
    Fundador de Santander Encanta

    310 7577992

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *