Los 5 mosqueteros de la Organización del Mundo Maya: Guatemala, Honduras, Belice, México y El Salvador

‘Todos para uno, y uno para todos’ como decía Alejandro Dumas en su novela Los tres mosqueteros. Vale que Dumas dijo 3, pero en esta ocasión son 5. La unión hace la fuerza, y bien que lo saben los países de ascendencia maya de la Organización del Mundo Maya: Guatemala, Belice, México, El Salvador y Honduras.

Nattule ha estado muy implicado en la unión de diversos países, ya que buscamos conectar nuestra pasión por las actividades de turismo sostenible y aventura que acerquen la naturaleza a el público, no solo en España, sino en el resto del mundo. Y descubrir la iniciativa de la Organización del Mundo Maya al otro lado del charco ha sido toda una alegría.

Si queréis saber por qué, quiénes son y en qué consiste su organización estáis en el artículo adecuado. Pero primero un poco de contexto.

La Organización del Mundo Maya se creó en 1992 ante la necesidad de unir fuerzas entre los territorios en los que los mayas se expandieron para potenciar sus estrategias y generar unas nuevas basadas siempre en la línea de la sostenibilidad. Estos países son Guatemala, Belice, México, El Salvador y Honduras.

Buscan activamente la participación de entidades tanto públicas como privadas para una mayor integración y desarrollo de las regiones, además de potenciar un mayor turismo responsable y de calidad en cada país. Guatemala es actualmente presidenta pro témpore durante los años 2018-2020. Y los objetivos para atraer a posibles turistas multidestino en estos dos años que tiene la Organización en mente son:

  1. Creación de diferentes rutas directas desde y hacia los principales destinos del sur de México y de los demás países de la región
  2. Fortalecer y mejorar la conexión por tierra para consolidar circuitos turísticos interregionales.
  3. Crear circuitos marítimos que, partiendo de Cancún, recorran la Costa Caribeña a través de Quintana Roo y Belice para finalizar en Guatemala y Honduras
  4. Propiciar acuerdos comerciales entre prestadores de servicios de transporte, así como entre operadores de turismo receptivo y Destination Management Companys, para crear nuevas rutas y circuitos turísticos intrarregionales.

Y ahora que conocemos un poquito mejor quiénes son y qué buscan, vamos a conocer a cada uno de estos increíbles mosqueteros. Y si terminas leyendo este artículo en voz alta, por cada nombre mal pronunciado, chupito. ¡Comencemos!

GUATEMALA

Como hemos comentado anteriormente, Guatemala es la presidenta pro témpore para el período de años entre 2018 y 2020. Los del Mundo Maya la denominan ‘El Corazón del Mundo Maya’. Y cuando observas todo lo que tiene, entiendes esa calificación a la perfección.

El estado guatemalteco tiene una profunda herencia de la cultura maya por todo su territorio. Es más, su espacio protegido natural más grande de Guatemala se llama Reserva de la Biosfera Maya y ocupa la mitad del departamento de Petén (el más grande también del Estado). La Reserva es a su vez la mayor superficie protegida de bosque tropical de Centroamérica, y en ella se encuentran increíbles parques nacionales como el Parque Nacional de Tikal.

Al norte de Petén, Tikal es una de las ciudades mayas más emblemáticas y extensas, por lo que desde 1979 es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Dentro de ella se pueden observar impresionantes arquitecturas monumentales de la época como sus templos piramidales (Templo del Gran Jaguar, el Templo de las Máscaras, el Templo del Sacerdote Jaguar, el Templo de la Serpiente Bicéfala, el Templo 5 y la Gran Pirámide de Mundo Perdido), sus acrópolis (Central y Norte) y entre otros conjuntos que son dignos de admirar.

Tikal dominó casi todas las Tierras Bajas durante todo el Clásico Temprano y tuvo su momento de gloria. De ahí que queden tantos vestigios con los que maravillarnos. Aunque no solo al norte de Guatemala encontramos este Parque Nacional, sino que existen más lugares que visitar como el Río Azul con sus cuevas cavadas en la roca, entre otros lugares increíbles. Y eso solo en el norte. Imagínate en el sur, este y oeste. ¡Qué locura!

HONDURAS

Honduras es una de las partes importantes de Mundo Maya. Se ubica en el extremo sureste de los países que conforman la Organización, entre Guatemala, El Salvador y abajo limitando con Nicaragua.

Este país se caracteriza por tener unas playas espectaculares, pero también cuenta con vestigios importantes de la cultura maya. Lugares como Copán, cerquita de Guatemala, en la que se encuentran las Ruinas de Copán o ‘La Atenas maya’, ubicada en plena selva hondureña y que es Patrimonio Histórico de la Humanidad por la UNESCO.

También está el Parque Arqueológico Río Amarillo, muy próximo a Copán, que llama la atención porque refleja el declive del Imperio Maya por algunas de sus edificaciones inacabadas. Aunque, no por ello, las hace menos impresionantes. Ya que la riqueza artística del patrimonio que se halla en Honduras es excepcional.

La naturaleza es también una protagonista en Honduras, ya que cuenta con 15 parque nacionales, 2 reservas de la biosfera y 100 reservas biológicas que protegen a más de 200 aves y más de 20 mamíferos. Esto se resume en que el 50% aproximadamente está cubierto por bosques. Es el sueño de los amantes del medio natural.

MÉXICO

El mundo maya hizo mella al sur de México. Concretamente en los estados de México de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo. ¡Entre los cinco contienen más de 150 yacimientos de origen maya!

En Chiapas están los yacimientos de Izapa, Bonampak, Palenque, y Yaxchilán, entre otros. Y en cuanto a naturaleza, Chiapas contiene los Parques Nacionales del Cañón del Sumidero y el de Las Lagunas de Montebello, la Selva Lacandona, la Reserva de la Biosfera Selva El Ocote, y la Zona de Protección Forestal y Región de Fauna Silvestre Cascadas de Agua Azul.

Tabasco tiene muchos recursos naturales relacionados con el agua, como la Reserva de la Biosfera Pantanos de Centla, el Parque Estatal Agua Blanca, o el Cañón del río Usumacinta, por ejemplo. Aquí se encuentra el monumento 6 de Tortuguero, cuya inscripción hacía una extraña referencia al 21 de diciembre de 2012.

Como mencionamos anteriormente, Calakmul era uno de los mayores asentamientos mayas de esta cultura, y este se encuentra en Campeche. Pero además de Calakmul podemos encontrar bastantes lugares más de interés arqueológico como Becán, Edzná y muchas más. Pero encima este Estado no se queda corto en entorno natural. Alberga la Reserva de la Biosfera de Los Petenes y la de Calakmul, además de un sorprendente Bosque Petrificado.

Yucatán es probablemente uno de los lugares que más nos suenen. Contiene el núcleo más importante y mejor conservado de la cultura maya, el Chichén Itzá, lugar del famoso  templo de Kukulkán. Fue la ciudad maya  más destacada entre los años 900 y el 1300 de nuestra era, y el lugar así lo demuestra. En general en Yucatán puedes empaparte bien de la cultura maya ya que hay múltiples yacimientos además del mencionado. En su naturaleza llaman la atención los Cenotes de Samulá, X’Batún y X’Kekén, preciosos de admirar.

Por último, Quintana Roo es especial tanto en sus yacimientos como en sus recursos naturales. Aquí puedes visitar Chacchobén en la región de Los Lagos, El Rey en Cancún o Tulum, por ejemplo. Y si vas a Quintana Roo, visitar y bucear en la Reserva Marina de arrecifes de Xcalak es el broche de oro para conocer el Estado, tanto por su superficie como en su profundidad bajo el mar.

EL SALVADOR

El Salvador, Limitando con Guatemala y Honduras, es una región importante de la cultura mesoamericana. Tiene marcas de los periodos de ocupación del Preclásico, Clásico y Postclásico. Por eso es uno de los grandes lugares para descubrir la cultura que estuvo presente en el mundo durante tanto tiempo, siendo una de las más avanzadas.

Las Ruinas de Quelepa cerca de la ciudad de San Miguel, Cihuatán hacia el Norte de El Salvador, Joya de Cerén en el departamento de La Libertad y que es conocida como ‘La Pompeya de Centroamérica’, La ciudad de Chalchuapa, con Tazumal y Casa Blanca, Santa Leticia y San Andrés, son todos las grandes estrellas arqueológicas de El Salvador.

Además, puedes encontrar varias rutas turísticas que ha dispuesto esta región para el viajero como la ruta artesanal, la de las flores, de sol y playa, la artesanal, la de los volcanes, la de las mil cumbres, entre otras. No te aburrirás en la región salvadoreña, siempre hay algo que hacer.

BELICE

Por último, pero no menos importante, está Belice, que limita al norte con México y al suroeste con Guatemala. Comparte mucha de las características geográficas de sus vecinos Petén y la Costa Oriental de Quintana Roo de México. Con el río Belice dividiendo el país por la mitad, las tierras de Belice formaban por completo parte de las Tierras Bajas Mayas. Así que su herencia cultural maya es bastante rica.

Uno de los puntos más turísticos se concentran en su costa. Esto se debe a que contiene la  segunda barrera de coral más grande del planeta, de unos 298 km. Desde 1996 es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y menos mal, ya que es imprescindible para el ecosistema marino.

Además de la riqueza natural y faunística que mantiene vivo a Belice, no hay que olvidarse de su carga cultural de ascendencia maya. Actualmente solo un 10% de sus habitantes es de origen maya,  los cuales se ubican principalmente en el Distrito de Toledo y Cayo. Su forma de vida es muy similar a la de otros grupos mayas y sus prácticas de agricultura ayudan a la sostenibilidad de la región.

Cerca de la frontera con Guatemala, se encuentra el asentamiento maya de Caracol. Es uno de los mayores asentamientos, junto con el de Tikal y Calakmul. Y el entorno que lo rodea es el Parque Nacional de Chiquibul. Otros lugares que son imprescindibles son Lamanai, Altun ha, Xunantunich, por citar algunos ejemplos. En definitiva, aunque Belice es un país pequeño, está lleno de naturaleza, cultura y aventuras.

Es fascinante ver cómo funciona el paso del tiempo. Las raíces que persisten del antiguo y maravilloso Imperio Maya, están a día de hoy entre la civilización y la superficie del continente americano. Puede que no podamos volver a ver a los mayas en su apogeo, pero gracias a la Organización Mundo Maya, podemos asegurarnos de no perder esa parte de nuestra humanidad que durante tres siglos estuvo con nosotros.

Hay 1 comentario

Añadir